Techo desmontable

El techo desmontable, o falso techo, consiste en una serie de piezas prefabricadas cuadradas que pueden ser de acero, aluminio, PVC o escayola, dispuestas a cierta distancia por debajo del techo o forjado, y sujetas por unas láminas entrecruzadas que sirven de soporte.

En el espacio que queda entre el techo o forjado y las placas de techo desmontable, suelen ir instalaciones de fontanería, eléctricas o de climatización, entre otras. Supone una solución rápida y económica para disimular las instalaciones mencionadas u otros lugares, que por sus características, darían lugar a una intervención más compleja y costosa.

Como es fácilmente desmontable, permite acceder rápidamente a los elementos que esconde, y ayuda a crear una capa de aislamiento térmico en el espacio intermedio existente.